Prepa UNAM privada, 100% en línea

¡INSCRIPCIONES ABIERTAS!

La Importancia de la motivación en la escuela

Hola,

En este blog, queremos abordar el tema de la importancia de la motivación en el proceso de aprendizaje, tanto desde el punto de vista neurológico como educativo.

La motivación y el estado emocional de un estudiante están estrechamente relacionados. Por ejemplo, un estudiante motivado suele experimentar emociones positivas y eso le ayuda a aprender algo que le interesa con satisfacción y alegría. Por otra parte, si el estudiante no está motivado, es probable que tenga emociones negativas y estudie con aburrimiento, frustración y desinterés, o bien no quiera estudiar. Por lo tanto, el estado emocional de nuestros estudiantes está interrelacionado con su desarrollo cognitivo y como parte de ello, de su aprendizaje. 

Como maestros, debemos de hacer lo necesario para ayudar a nuestros alumnos a mantener emociones positivas y así facilitar un aprendizaje efectivo. Recordemos que el sistema emocional y el sistema cognitivo están interconectados en el cerebro; tanto así, que el aprendizaje es considerado un esfuerzo emocional. Por lo tanto, nuestra tarea como docentes es asegurar que nuestros alumnos asistan a la escuela con emociones positivas de cara al aprendizaje.

Por otra parte, debemos buscar la manera de que nuestros estudiantes se sientan seguros y motivados para hacer todo lo que sea necesario para tener éxito en la escuela. Debemos de crear espacios seguros y eficientes que faciliten el que los estudiantes puedan sentirse libres de poder entregar su máximo potencial, y no limitados o intimidados por sus profesores o el personal educativo. Deben sentirse seguros de poder cometer errores, porque recordemos que el cerebro aprende de los errores que hacemos, pero también libres de estrés excesivo, ya que esto afecta directamente a la memoria. Asimismo, nuestros alumnos deben de sentirse seguros de pedir ayuda, y con ello asegurar que, entre los maestros, los líderes educativos y los propios estudiantes se obtiene la mejor versión de cada alumno.

Los maestros debemos asegurarnos de generar vínculos efectivos con nuestros estudiantes para incrementar su motivación y, por ende, sus resultados académicos. Debemos también emplear estrategias que disminuyan el estrés de nuestros estudiantes, incluyendo actividades para desesterarse, como permitirles e inclusive incentivarlos para que escriban la razón por la que están estresados. Así mismo, podemos ponerles música, hacer ejercicios de movimientos y sumar estrategias nuevas y novedosas de enseñanza que les sean atractivas. 

Sin embargo, recordemos que mantener un cierto nivel de estrés es importante para que logren alcanzar su máximo potencial, pero nunca demasiado, ya que ello afectará su aprendizaje y desarrollo a largo plazo. Diversos estudios neurológicos recientes han demostrado que un alumno típico sin estrés alcanza a almacenar máximo el 50% de lo que dijo el maestro en clase en su memoria de largo plazo; ahora imaginemos el máximo porcentaje que alcanza un alumno estresado.

Ahora, en el ámbito de los jóvenes de educación media superior, lo anterior aplica por igual; sin embargo, hay diferencias fundamentales que debemos conocer en cuanto a la motivación a nivel preparatoria en comparación con otros niveles.

Primero, la preparatoria a menudo implica un aumento en la complejidad de los contenidos y las demandas académicas en comparación con niveles educativos previos. Los estudiantes de preparatoria pueden sentirse motivados para cumplir con las nuevas expectativas académicas y prepararse para futuros estudios universitarios o profesionales.

Segundo, a medida que los estudiantes avanzan en la educación media superior, tienen la oportunidad de escoger materias electivas y explorar áreas de interés más específicas. Esto puede aumentar su motivación, ya que pueden elegir estudiar lo que les apasiona.

Tercero, los adolescentes de preparatoria están en un período de desarrollo en el que están formando su identidad y ganando autonomía. Esta búsqueda de identidad puede influir en su motivación para aprender, ya que quieren descubrir quiénes son y qué les interesa.

Cuarto, los estudiantes de preparatoria a menudo sienten la presión de prepararse para la educación superior o el mundo laboral. Esta preparación puede ser un fuerte motivador, ya que están tomando decisiones importantes sobre su futuro.

Quinto, la interacción social y la competencia entre pares pueden influir en la motivación de los estudiantes de este nivel. La necesidad de destacar o encajar en un grupo puede desempeñar un papel importante en su motivación.

Sexto, los adolescentes experimentan cambios en el cerebro, como la maduración de la corteza prefrontal, que está involucrada en la planificación, la toma de decisiones y la autorregulación. Estos cambios pueden influir en su capacidad para establecer metas y mantener la motivación.

Séptimo y último, los estudiantes de preparatoria pueden enfrentar niveles de estrés y emociones más altos debido a la presión académica y las transiciones de vida. La forma en que gestionan estas emociones puede influir en su motivación.

Finalmente, es importante destacar que la motivación puede variar considerablemente de un estudiante a otro, independientemente del nivel educativo. Cada estudiante es único y su nivel de motivación puede verse influenciado por una variedad de factores personales, familiares, sociales y académicos.

Durante la adolescencia, el sistema de recompensa del cerebro, que involucra la liberación de dopamina en respuesta a estímulos motivadores, también está activo en los estudiantes. La motivación está estrechamente relacionada con este sistema de recompensa, y los adolescentes pueden ser particularmente sensibles a las recompensas sociales y emocionales, lo que puede influir en su motivación por el reconocimiento de sus logros o el éxito académico.

Como conclusión, lograr que nuestros alumnos asistan a tu escuela motivados es fundamental para su proceso de aprendizaje y, si sabemos lograrlo, esto nos ayudará tanto en los indicadores de excelencia académica, como de retención.

En el siguiente blog continuaremos con el tema de la importancia de la motivación, pero ahora desde la perspectiva del proceso de elección de una preparatoria.

Si deseas que escribamos sobre algún tema educativo en especial, mándanos un WhatsApp y con gusto lo incluiremos.

Si ya cuentas con el nivel preparatoria, esperamos que estos blogs te ayuden a subir tu matrícula y crear una preparatoria innovadora y disruptiva, con alta calidad educativa, y si aún no tienes preparatoria puedes contactarnos para generar una alianza estratégica educativa.

Contáctanos en xm.ud1721049835e.wap1721049835erp@a1721049835loh1721049835 o por WhatsApp al 56 3325 8230.

Referencias:
Whitman, G., & Kelleher, I. (2016). Neuroteach: Brain science and the future of education.
Aarón Wornovitzky
Director General PrepaW

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top